Licitación pública para la construcción de la nueva line F

En estos días, la empresa estatal  de subtes de la Ciudad de Buenos aires (SBASE), lanzara la convocatoria de licitación pública, para realizar la ingeniería de la que sería la séptima línea de subtes  porteña.

El proyecto inicial de la línea F es conectar los barrios de Palermo y Barracas en el sur de la Ciudad, con una opción de sumarle la nueva estación del Belgrano C, del  viaducto Mitre, contara con 13 estaciones, y en ocho de ellas se podrá hacer combinaciones con otras líneas de subtes y de trenes. Los centros de trasbordo intermodal serán Constitución y Palermo. La idea será conectar Plaza Italia con Constitución. Se calcula que su construcción demorara cuatro años.

En el año 2001, se aprobó  la ley 670 en la legislatura porteña,  que ordeno a la Ciudad de
Buenos aires,  disponer de una línea de subte que la recorra de forma transversal, eliminado la necesidad de trasbordos, que vaya desde la estación Constitución a Palermo, a lo largo de la Avenida Callao y su continuación Entre Ríos.

Esta línea F tendrá una extensión de 8.6 kilómetros,   y se estima que la usaran más de medio millón de pasajeros  por día. Su recorrido comenzara en la Avenida Juan de Garay, donde se encuentra la terminal de Constitución de la Línea Roca, hasta su intersección en la calle Solís, desde ahí  tomaría una curva para alinearse bajo la Avenida Entre Ríos, continuando por Av. Callao hasta el cruce con la calle Pacheco de Melo, para dirigirse hacia la Avenida Las Heras y llegar a su estación final del recorrido a la altura de Plaza Italia.  De esta forma cruzaría todas las otras líneas de subte en forma perpendicular para hacer transbordos, y los ferrocarriles Belgrano Sur y Roca.

En el año 2018 la empresa estatal presento un nuevo trazado de la línea, que consistía en la construcción de un viaducto entre las bandejas de la autopista Arturo Frondizi,  y la edificación de dos estaciones elevadas, Suarez y California, en la terminal Barracas. A su vez se construirían cocheras en el mismo viaducto, de esta forma se descartaría la extensión por debajo de la Avenida Montes de Oca, haciéndola a cielo abierto,  y abaratando los costos. El viaducto se soterraría en la terminal de Constitución, continuando de forma subterránea hasta Plaza Italia, según la ley vigente.