Prevenir la fiebre Chikungunya

Para eludir que se extienda la enfermedad, se aconseja tomar en consideración exactamente las mismas medidas precautorias que para el Dengue:

-Quitar recipientes que contengan agua dentro y fuera de la casa, puesto que estos producen verdaderos viveros de mosquitos.

-Tapar los tanques o depósitos de agua para empleo familiar.

-Eludir amontonar restos. Tirarlos en bolsas plásticas bien cerradas en los contenedores pertinentes.

-Usar mosquiteros en puertas y ventanas.

Síntomas: Frente a la aparición de cuadros febriles y si el paciente visitó países donde circula el virus, preguntar inmediatamente al médico. Otras señales, a tomar en consideración, son: dolor abdominal y de articulaciones, vómitos persistentes, perturbación del estado de conciencia, sangrado, mareos, etcétera

Aunque tiene similitudes con el Dengue, en el Chikungunya, la fiebre y el dolor de articulaciones son considerablemente más intensas. “Doblarse del dolor” tal es el significado de la palabra que procede de la lengua africana Makonde.

El contagio no se genera de persona a persona, esta nosología precisa un medio de transporte, la picadura, en un caso así, producida por el mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue y la fiebre amarilla y el Albopictus, se lo halla en áreas más tibias, desde la costa este y sureste de los USA hasta las provincias del norte de la República Argentina.

Se puede destacar que se puede dar únicamente una vez. Entonces se producen anticuerpos protectores.

Hasta el instante no hay una vacuna o tratamiento concreto, solo control para el dolor

y la fiebre. Raras veces puede causar la muerte, mas el dolor articular puede alargarse por meses e inclusive por años en ciertas personas.

Y también este país, el número perjudicados por la enfermedad llega a veinticuatro. En todos y cada uno de los casos, fue contraída en el Caribe. En tanto, en Paraguay, se reportó el primer enfermo “autóctono”.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación, se acentúan las medidas tendientes a la prevención. Consultas: 0800-222-1002